Historia del Instituto

 

Historia del  Profesorado

Los diversos equipos de profesores, docentes del Colegio Superior “Presidente Roque Sáenz Peña, se abocan a la tarea de analizar la realidad de nuestro profesorado. Comenzamos por considerar el Contrato Fundacional, ya que interpretamos es “un momento clave en la historia de las instituciones educativas.[1]

El Profesorado del “Colegio Nacional Superior de Cosquín”[2] nace como un anhelo de los profesores del nivel secundario, motivados por el deseo de brindar la posibilidad de estudios superiores a aquellos alumnos que por razones económicas y de distancia no pudieren hacerlo en la ciudad de Córdoba.[3]

Así se trabajó “con ánimo” (sic) para que Cosquín y la zona tuvieran un terciario que además ofrecía una salida laboral a la juventud, por entonces con escasa oferta en razón de la falta de industrialización y la disminución de la actividad turística.

La labor comenzó en 1983 en una reunión general de personal donde se formó una comisión para trabajar en el tema, integrada entre otros, por las Profesoras. Lucía Montes, Ilda Noya, Graciela de Barnes, Norma Lucca, Pura de Túrtura, Angelita Picabea, etc. Era Rectora en ese momento la Profesora Delia Prado y Secretaria la Sta. María E. Llanes.

Este equipo de trabajo se dirigió al Ministerio de Educación y Justicia (de Nación) solicitando las condiciones requeridas para la creación del profesorado. Se corrobora entonces, que el establecimiento contaba con las exigencias mínimas requeridas por la Legislación en vigencia, a saber: planta funcional completa, infraestructura adecuada. Es importante destacar que se ocupaba el edificio solamente en los turnos mañana y tarde, quedando disponible el vespertino y noche para este emprendimiento.

Por otro lado se establece que no existían establecimientos con este Nivel en un radio de 150 Km.

Luego se dirigen los integrantes de la Comisión Docente a las Autoridades Municipales de Cosquín. A la sazón ocupaba el cargo de Intendente Municipal el contador Víctor González, quien junto al Concejo Deliberante de otrora se ocupan de gestionar y apoyar entusiastamente el proyecto presentado.

Se realiza además un relevamiento sobre factibilidad de un Terciario en la zona comprendida entre Capilla del Monte hasta Bialet Massé, con el procedimiento metodológico de encuestar alumnos interesados en continuar estudios de Nivel Superior y preferencia vocacional por la docencia, detectando dificultades reales de acceso a la formación docente de nivel, entre otras estrategias llevadas a cabo.

Se realiza una preinscripción en la ciudad de Cosquín a la vez que se confecciona un listado de aspirantes a docencia en el nuevo Instituto.

La gestión inicial se tramitó con el Expediente 05590/ 1984.

Hechas todas estas diligencias descriptas, se solicita finalmente la apertura del Profesorado en Ciencias Jurídicas, Políticas y Sociales, atendiendo a la amplitud de asignaturas que habilita y la necesidad regional de docentes.

Continúan las tramitaciones y continuos viajes a Buenos Aires con notas y entrevistas a la entonces Directora Nacional de Educación Media, Profesora Graciela Meroni; al señor Secretario General de la Presidencia de la Nación Doctor Carlos Becerra (después Diputado Nacional) y la intermediación incluso del Gobernador de la Provincia por esa época, Dr. Eduardo César Angeloz.

Es así como después de cinco años (¡!) llega la tan ansiada Resolución de creación del Profesorado en Ciencias Jurídicas, Políticas y Sociales en el entonces Colegio Nacional Presidente Roque Sáenz Peña, “para gran alegría de toda la comunidad coscoína”[4].

Así, el nuevo Profesorado comienza su actividad en Mayo de 1988.

 

Autores como Gregorio Weinberg, Berta Braslavsky y Adriana Puiggrós entre otros, analizan y aportan datos de la Historia de la Educación Argentina. En lo que nos concierne hay cierta coincidencia en afirmar que el Sistema Educativo Argentino surge como resultado de la integración y de la interacción compleja de diversos factores económicos, políticos y sociales.[5] Lo vemos reflejado en nuestra historia institucional. La vitalidad y vigencia que hoy ostenta nuestro profesorado se deben sin duda a ese fuerte apoyo comunitario inicial que fue perpetuándose en el tiempo por la acción mancomunada de los Consejos Directivos, profesores, alumnos y egresados que mantienen viva la presencia de esta oferta educativa en el Valle de Punilla.



[1] FRIGERIO, Graciela y POGGI, Margarita, et al; Las instituciones educativas Cara y Ceca. Elementos para su Gestión; Editorial Troquel, Educación, Serie FLACSO – Acción, Buenos Aires, 19944.

[2] Así se menciona en los Documentos de la época, que son material de archivo de la Institución.

[3] Por entonces únicas ofertas educativas terciarias en toda la región.

[4] Citas de diversas documentaciones encontradas en el archivo de la Institución.

[5] Cfr. Frigerio, Graciela, Op. Cit., página 29.

Última actualización: 26/08/2011